La escalada, el deporte que cambió mi vida

La escalada, el deporte que cambió mi vida

Empecé a escalar cuando tenía 15 años, antes de eso practique muchos otros deportes. Desde pequeño fui muy inquieto y pues el típico “Niño problema”, no daba una en la escuela y me metia siempre en problemas, por lo que mi madre siempre buscaba la forma de canalizar toda esa energía a través del deporte, así que pasé por un montón de disciplinas; Taekwondo, Natación, Futbol, Basquetbol, Bicicleta, Skate, Patines en linea y sobre hielo, Capoeira y algunos otros, y realmente tengo que admitir que al menos en las actividades deportivas siempre me iba muy bien, no tardaba en entender cómo funcionaba cada uno y daba lo mejor de mi para sobresalir, al mismo tiempo que me divertía.

Pero a los 15 años hubo un deporte que realmente cambió mi vida y lo sigue haciendo cada día y hoy por hoy, mi vida gira en torno a ese maravilloso deporte “La escalada deportiva”.  Siempre me gustó mucho estar colgado en todos lados y subiéndome por donde podía, así que cuando me presentaron un deporte que se trataba de eso, fue amor inmediato.

Empecé a ir dos veces por semana a un pequeño gimnasio de escalada en León, Gto. y luego ahí mismo conocí un grupo de personas maravillosas que me adoptaron y me enseñaron las reglas del juego de un modo más profundo y me demostraron que más que un deporte, la escalada es un estilo de vida y eso me encantó, así que decidí que quería ser un escalador de verdad, luego dos días no eran suficientes en el muro y quería ir lo más que pudiera y también todos los fines a la roca, mi estilo de vida cambió radicalmente, también mucho gracias a la guía de todas las personas que me fueron apoyando y enseñando durante todo el proceso, con quienes siempre estaré inmensamente agradecido.

He sacrificado muchas cosas en mi vida por la escalada y la verdad es que no me arrepiento, porque la escalada me ha dado mucho más de lo que he sacrificado, me ha dado la oportunidad de ser una mejor persona principalmente, de conocer a la gente más maravillosa que he conocido, mis mejores amigos, viajar por el mundo, aprender y me ha dado la oportunidad de unificar mi trabajo y mi pasión, hoy me siento muy afortunado de poder vivir de la escalada, y aunque no ha sido fácil, el esfuerzo, la pasión y el amor por la escalada  me han llevado a donde estoy hoy, siendo armador, entrenador, capacitador, pero antes que todo un escalador feliz, realizado y con la misma hambre que al principio de llegar a los más altos niveles en lo que hago  y poder vivir mi vida haciendo lo que más amo.

Estoy muy agradecido con las marcas como Atman que me han apoyado, creen en mí y valoran mi esfuerzo por hacer que la escalada crezca, al igual que ellos y que toda la comunidad que pone todo el corazón en ver florecer cada día más lo que amamos, escalar.

 

Carlos Verduzco
Embajador ATMAN